El más grande de mis sueños

Mi amor,

Cuando era peque muchas veces me preguntaban que quería ser de mayor o cuál era el más grande de mis sueños, todo referido a que mi respuesta fuese en relación a una profesión. Pero mientras pensaba que excusa decir, en mis adentros tenía muy claro que el mayor sueño de mi vida sería el de conocer a la persona indicada para recorrer juntos el camino de nuestras vidas.

Debo de aceptar que soy una de las personas más afortunadas de este mundo, porque creo que muy pocas podrán tener la misma seguridad que tengo, en relación a que el más grande de mis sueños se ha cumplido desde el aquel momento en que por el arte de la casualidad mis ojos se fijaron en los tuyos y actuaron como si fuesen dos imanes.

Confieso que lo primero que sentí fueron unas ganas de besarte que tuve que contener en ese mismo instante, y eso que aún no te conocía y a partir de ese momento también dejé de conocerme a mí, porque mis sentimientos no eran los del pasado y yo ya no era la misma persona de todos estos años.

Imposible de definir con palabras, lo que ha sido esa sensación de la primera vez que nos vimos, y eso que lo he intentado pero no llego a combinar más de dos juntas y lo peor de todo que sin sentido. De eso he desistido, pero de lo que no voy a abandonar nunca, es de quererte y de intentar todos los días que tu felicidad sea cada vez mayor.

Lo bueno es que creo que la felicidad es una de las pocas cosas en este mundo que no conoce la palabra “límite” como parte de su definición. Quizás me equivoque, pero si de algo estoy más que seguro es que vale la pena intentarlo, no?

No todas las personas logran concretar el más grande de sus sueños, y eso en mi caso te lo debo a ti, que eres una persona única e irrepetible. Alguien a quien amo con todo mi cuerpo y mi corazón y con el que quiero permanecer hasta el último de mis días.

Te amor, tu amor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *