Existió un momento en nuestras vidas…

Amor de mi vida,

Existió un momento años atrás, en que sinceramente creí que ya no encontraría a nadie que me hiciese conocer el verdadero amor. Incluso hasta perdí el anhelo de compartir mi vida con otra persona. Pero esa sensación, cambió completamente desde el primer instante que nos conocimos, aquella tarde de verano.

No lo buscaba pero sucedió y tampoco era momento para preguntarse qué es lo que provocó en mí, esa nueva sensación de que todo volvía a tener un mejor sentido si era junto a ti. Recuerdo la primera vez que nos tomamos de la mano y lo que sucedió en mi cuerpo ante el primer contacto de nuestra piel. Fue algo muy difícil de describir con palabras, ya que nunca había sentido nada igual con ninguna otra persona. Los escasos momentos que compartíamos juntos, eran únicos e irrepetibles.

Pero ya sé que todo ha cambiado y que existió un momento en que nuestros caminos se separaron. No busco cuestionar las razones, solo decirte que en todo este tiempo que he tenido para pensar en ti, me he dado cuenta de mis errores y equivocaciones, y los acepto y asumo.

Nunca es demasiado tarde para cambiar el destino, y si algo creo es que mi amor por ti, es hoy más fuerte que ayer, y que quiero que lo volvamos a intentar, no para cometer los mismos errores, sino para aprender de ellos y para que nuestro amor se fortalezca día a día.

No te pido una respuesta inmediata, no quiero presionar tus sentimientos, solo decirte que eres la persona con la quiero compartir el resto de mis días, porque no hay nadie como tú. Espero que puedas entender esta carta, pero es algo que deseaba hacer desde hace tiempo y no me animaba por no lastimarte.

Te amo profundamente, tu amor…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *