Invitación virtual a mi vida

Acepto que escribir una carta de amor no es nada raro, pero si ese amor es virtual como el nuestro, quizás un poco lo sea, no?. Digo esto, no por el motivo de la carta, sino porque prefiero no escribirlo esta noche en el chat, sino por medio de esta carta. La razón principal es que me gustaría expresar lo que verdaderamente siento por ti, sin que significa una ida y vuelta de preguntas, afirmaciones, nuevas preguntas como nos sucedería en nuestras conversaciones virtuales.

Desde el primer momento en que te “conocí”, algo especial y difícil de definir sucedió en mí. Reconozco que me encariñé como si fuera un niño con alguien a quien no conocía de nada y que tampoco podía mirar a los ojos, algo fundamental en mi vida para conocer a las personas. Me sentía un poco perdido en nuestra relación que fue creciendo noche a noche con nuestras interminables conversaciones que me han hecho preguntarme más de una vez, si era necesario dormir en la vida.

Gracias a ti volver a casa se transformó en algo muy especial porque sé que estás tú del otro lado. Si a sentimientos me refiero ya no es como al principio, donde solo sentía un cosquilleo en mi cuerpo cada vez que respondías a mi saludo. Ahora al cosquilleo diario se le ha sumado algo más que solo puede definirse como amor, y es por eso que te quiero realizar una invitación virtual a mi vida.

Invitación virtual que pronto será real porque prometo realizar todo lo que esté a mi alcance para pronto poder conocernos y si los dos queremos poder compartir nuestras vidas con el tiempo. La distancia que nos separa, se podrá medir y expresar en kilómetros pero no en el amor que yo siento por ti.

¿Aceptas mi invitación virtual a ser parte de mi vida?

Te quiero no sabes cuanto

Tu amor real (ex chat)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *