Mi dulce corazón

Amor de mi vida,

En todos estos años muchas han sido las dificultades que hemos superado los dos juntos y también mucho ha sido el apoyo que he recibido de tu parte y del que siempre estaré más que agradecido, porque me ha permitido superar todas y cada una de las adversidades personales.

Para mi eres como mi dulce corazón, donde cada uno de tus latidos es más amor que recibo de tu parte. Nada se puede comparar a tu compañía, a tu presencia, a poder compartir contigo un día entero. Muero por ti y por tu amor como nunca me ha sucedido en el pasado.

Recuerdo cuando nos conocimos y nuestras primeras conversaciones, como me escuchabas atentamente mientras me dabas consejos sobre lo que creías (y tenías razón) que era lo mejor para mi. Sentía que me tratabas como nunca nadie lo había hecho en la vida.

Es por esto y por mucho más también, que quiero estar siempre contigo ya que eres mi estrella personal que ilumina el camino de mi vida. Solo me queda de mi parte poder disfrutar de ti cada segundo del día y más que nada lograr con cada uno de mis actos, que seas la persona más feliz de este mundo, junto a mi compañía.

Es por todo esto que quiero sentir por siempre a mi dulce corazón lo más cerca del mío, porque no hay fortuna comparable a nada en este mundo que compartir mi vida contigo y con nuestro amor.

Te amo por siempre y para siempre porque una vida sin ti no merece ser vivida.

De tu eterno amor a mi dulce corazón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *