Mi obsesión, tus caricias

Mi amor,

Tus miradas me derriten, pero tus caricias…

Confieso que siento un cosquilleo por todo mi cuerpo cada vez que tus manos recorren mi cuerpo. Tus caricias lo son todo y provocan en mí algo imposible de describir en palabras.

Cada vez que me abrazas deseo profundamente que vuelvan a tener ganas de re-conocer mi cuerpo, que se entrega totalmente a ti y a nadie más que a ti.

Nada sentí por igual en el pasado y renuncio en este preciso instante a conocer otro placer similar, a sentir tu cuerpo sobre el mío, a poder entrelazar nuestras manos y besarnos hasta perder cualquier noción con el tiempo, como si nada importara en el mundo.

Eres única y si tengo un objetivo en mi vida, es poder compartirla contigo, con tus sonrisas, tus besos, tus caricias, tu amor…

Voy a hacer lo que más pueda para que esas manos tan suaves tengan dueño y a guardar alguna que otra sorpresa, para que no se cansen nunca de recorrer mi cuerpo y así poder sentir el mejor de los placeres por siempre.

Puedo renunciar a cualquier cosa en esta vida, menos a una… tus caricias

Te amo como nunca amé a nadie

Tu amor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *