Mi primera carta hacia ti

Amor mío,

Sabes cómo me cuesta expresar lo que siento de forma personal, mirándote a los ojos como te gusta a ti. No es algo que quiera hacer, sino que es parte de mi ADN, algo que viene de nacimiento. Es más me muero de ganas de poder abrazarte y decir al oído todo lo que siento ahora mismo, pero voy a dar un “gran paso” con lo que he denominado mi primera carta en nuestra relación.

Quizás sean unas líneas de lo más confusas, al tratar de explicar todo lo que me pasa, porque algo en mí cambió desde el primer momento en que nuestras miradas se encontraron por pura casualidad aquella tarde fría de invierno ¿Recuerdas mi primer sonrisa cuando no supe cómo responder a tu pregunta?. Yo sí recuerdo ese momento, del que agradezco a Dios que estas situaciones sucedan, cuando uno menos lo espera.

Como sabes, el comienzo de lo nuestro no fue fácil, ya que me ha sido muy difícil dar por finalizada mi relación anterior, algo para lo que sin tu ayuda, no hubiese podido hacer, al contener mi sufrimiento y mis dudas sobre si era posible volver a amar a una persona. El tiempo y tu comprensión me demostró que no estaba en lo cierto y que sí es posible.

Por eso quiero agradecerte todo este tiempo que estamos juntos, porque reconozco que jamás pensé en que algo así pudiese suceder en mi vida. El amor que recibo día a día de tu parte, es único y cubre todo lo que necesito y más también. Después de nuestro difícil comienzo creo ahora nuestro amor es muy fuerte del uno con el otro y sé que no podría vivir sin él.

Te amo mucho y quiero pasar toda mi vida en tus brazos

PD: perdona si mi primera carta no tiene una introducción, relato y final pero es lo que siento al compartir mi vida contigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *