Muero por ti…otra vez

Amor de mi vida,

Que sí, que me muero por ti… No hace falta seguramente que hable de lo bien que lo pasamos juntos y de los errores que acepto haber cometido, porque sin tu sonrisa de cada mañana no puedo estar, sin tus besos y abrazos no puedo vivir…

Quiero que iniciemos un nuevo camino, sin que esto signifique olvidar el pasado porque ahí está escrito, y seguramente nos puede servir para aprender de nuestras, o mejor dicho, de mis equivocaciones contigo. Tienes razón, lo sé. Quizás este tiempo en el que estamos separados me ha hecho dar cuenta que sin ti no soy nada, que muero por ti, otra vez.

Estoy convencido desde el primer momento en el que apareciste en mi vida, en que no hay nadie como tú. Lograste llenar mis días de ilusión y de sonrisas, pero por sobre todas las cosas lo has llenado de futuro y me has dado esa energía necesaria que necesito para afrontar nuevos retos como persona y como pareja, siempre junto a ti.

También fue contigo cuando aprendí a ser más generoso, a compartir tiempo y espacio y más que nada a abrir mis sentimientos. Fue contigo cuando conseguí vencer mi miedo a amar y a ser amado, y cuando comprendí que sin respeto no hay amor verdadero. Y ha sido contigo cuando me he sentido de forma plena, como parte plena de este mundo.

A estas alturas nadie va a poder contarme lo increíble que eres, eso ya lo sé yo y cada día que pasa descubro algo nuevo de ti, que me has dado, y yo ciego no he podido o mejor dicho no he querido ver. Es por esto que muero por ti, otra y mil veces, y quiero compartir el resto de mis días junto a ti.

Te amo con toda mi alma y mi corazón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *