Dejar de pensar en mi

Amor de mi vida,

Que esta corta carta de amor sirva para poder expresar todo lo que siento por ti, desde el primer momento en que te vi aquella tarde de otoño, donde mi destino comenzó a escribir la mejor de sus historias, la de mi propia vida o mejor dicho la de nuestras vidas. Desde aquél momento he dejado de pensar en mi, como hacía en el pasado para pensar en los dos, o mejor dicho en ti, que eres lo más importante de mi vida.

De ti me gusta todo, hasta me he enamorado de tus defectos. Me encanta cuando por las mañanas me llamas solcito, porque si hay algo que deseo es que mi calor pueda protegerte y arroparte por siempre, que siempre me sientas junto a ti, porque el sol siempre está, aunque no lo veamos durante algún día, pero yo siempre estaré para lo que me necesites.

Mi vida ha cambiado y estoy feliz de que así sea. Ya he dejado de pensar en mi para pensar en nosotros. Es algo así como un salto de lo individual a nuestra pareja pero que no deja de mantenerse algo único, porque nuestros complementos me hacen sentir como si fuésemos uno solo con dos partes.

A tu lado me siento una persona segura no solo de lo que quiero como persona, sino también en la vida contigo, que no es más que poder compartir todos sus minutos junto a ti, tanto los buenos como los no tan buenos, esos donde vamos a tener que superar juntos las dificultades que se nos presenten, porque no hay nada que no se pueda vencer con nuestro amor.

Te amo hasta el infinito

Tu solcito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *