Pedido de reconciliación a la inversa

Amor,

La verdad que no sabía cómo comenzar esta carta porque es la primera vez que me pasa algo así y esto no lo digo por tener que escribir una carta, sino por el motivo de la misma, algo así como un pedido de reconciliación a la inversa.

Es parte de lo que habíamos pactado entre los dos, cuando semanas atrás te pedí que necesitaba un tiempo para reflexionar sobre nuestra pareja y principalmente sobre cómo me sentía ante tu (no) presencia de la última etapa, y que sería yo quien se pusiese en contacto contigo cuando tuviese todo mucho más claro.

Primero que nada te quiero agradecer que hayas respetado en silencio todo este tiempo. Reconozco que más de una vez, me he visto en la tentación de encontrarme contigo porque era lo que más quería, pero por otro lado, también creo que ha sido mejor que eso no haya sucedido, porque me ha permitido pensar todo de una forma más objetiva y sin que un nuevo encuentro entre los dos, que ya sabemos cómo hubiese terminado, tuviese influencia en mi decisión.

Acepto tus disculpas porque creo que el reconocer los errores ha sido un gran paso para el futuro de nuestra pareja y porque si bien, como tú lo sabes, me ha hecho daño, también entiendo que no fue nada intencional de tu parte y que en algún aspecto me he excedido en mis reclamos.

En una palabra, quiero que volvamos a comenzar como pareja, con nuestra reconciliación a la inversa, dejando atrás el pasado, no para olvidarlo sino para aprender de sus errores y evitarlos en el futuro.

Eres la persona que elegido para compartir mi vida porque me has hecho muy pero muy feliz y quiero volver a intentarlo nuevamente. Espero y entiendo que es así, que tus sentimientos son iguales a los míos como muchas me lo has dicho.

Te amo profundamente

Tu amor inverso

Una Respuesta

  1. Enrique

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *