Te quiero sin pensar

Te quiero, de forma inconsciente, sin reflexionar ni un solo segundo, irresponsable y espontáneamente, en pocas palabras te quiero sin pensar. Por instinto natural o por impulso irracional, da igual, porque te quiero.

En realidad no hay argumentos lógicos, que puedan explicar porque te quiero, sólo sé que es así. Confieso que en un primer momento nunca pensé que fueras a ser tú, pero lo eres…has conseguido que conozca un estado de felicidad en mí que nunca había vivido, y que si por mi fuera me encantaría que durase toda la vida.

Te quiero sin pensar, aunque sea muy poco lo que te conozca, y sin darme cuenta me encuentro atrapado en tu red, que ni siquiera te tengo y ya tengo miedo de perderte. Te quiero y que puedo hacer. Los mejores momentos en la vida llegan sin que uno los espere, y por suerte, mi tiempo es este, junto a ti.

No estabas en mis planes, pero eres tú y tu manera de hacer las cosas, tu forma de mirarme, tus gestos, tu sonrisa, en fin, todo, lo que me gusta y me atrapa de ti. Quizás sea el momento de darte las gracias por todo este tiempo que estamos pasando juntos, o de dártelas también por el mucho tiempo que nos queda.

Siento que es el momento, quizás apresurado, puede ser, de decirte y asegurarte que en esta vida ya no busco ni quiero otros besos, ni otros abrazos, ni nada que no sea contigo, con nosotros, con nuestra pareja. No busco seguir soñando, porque mi mejor sueño ya se ha hecho realidad.

Te quiero sin pensar… para toda mi vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *