Todos los días tu mirada

Amor mío,

Todas las mañanas me despierto con una importante tarea pendiente de realizar, que es ver la foto que tengo junto a mi cama, sí, esa en la que sonríes al descubrir mi sorpresa de nuestro primer aniversario. Porque eres tú, junto a tu mirada la que todos los días me da la fuerza que necesito para afrontar el día y porque la distancia actual que nos separa, que solamente se puede expresar en kilómetros y no en amor, me impide poder girar mi cabeza y tenerte junto a mí al despertar.

Que sepas también que no es en el único momento del día que miro tu foto, ya que cada vez que dispongo de un minuto es lo primero que hago cuando estoy en casa, y lo mismo cuando vuelvo a casa por la noche. Siempre estás tú con esa hermosa sonrisa y esos ojos que me dicen todo y me generan un amor muy difícil de expresar y solo con tu mirada.

Para nuestro reencuentro falta muy poco, y así dentro de poco nos vamos a poder volver a ver y descubrir nuevas formas de enamorarnos el uno del otro. Me encantaría poder arrancar las hojas del calendario que aún falta para tu vuelta, pero sé que solo queda esperar y pensar en cada uno de los excelentes momentos que vivimos juntos mientras pienso en todos los que nos quedan por vivir.

Como de lo que se trata es de mirar siempre hacia adelante, quiero tener la posibilidad de poder disfrutar de tu mirada todos los días, pero no la de la foto, sino la tuya en nuestra cama y según vayan pasando los años.

Te amo

Tu amor que vive enamorado de tu mirada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *