Un amor por siempre

Mi primer amor,

Nuestra historia comienza cuando los dos éramos unos niños, durante las vacaciones cuando compartíamos las tardes jugando en el parque, gracias a nuestros abuelos que han sido los “responsables” de que nuestros pequeños destinos se cruzaran, algo por lo que siempre les estaré más que agradecidos.

Eran épocas de descubrimiento, donde no existían límites, sin miedo a nada de lo que pudiese pasar. Así fueron pasando los años y nuestra amistad se transformó en algo más fuerte, o por lo menos en un primer momento para mí. Recuerdo que no sabía cómo decirte que lo que me pasaba era otra cosa, que no lo entendía muy bien, pero que no me era posible poder seguir siendo amigos por siempre, como nos habíamos prometido años atrás, porque quería algo más contigo.

Es por eso que quiero escribir esta carta de amor, donde quiero expresar todo lo que siento por ti, que eres mi primer amor y el último, porque eres la persona con la que descubrí lo que verdaderamente significa la felicidad, con sus más y sus menos, la sensación al recibir unas de tus caricias, tus besos, tus interminables abrazos que tanto me gustan y me hacen sentir tan bien, entre tantas otras cosas más, que representan lo mejor de mi vida.

Quiero entregarte mi corazón y mi vida por siempre y con las mismas ganas del primer día. Quiero compartir todo el tiempo del mundo estando a tu lado, disfrutando juntos de la vida, ya que hay momentos en los que siento tan feliz, como si la felicidad y el amor no tuviesen límites al estar junto a ti.

Eres el pilar fundamental de toda mi vida, donde nada sería igual si tú no estás junto a mí y no poder recibir tu amor.

Porque quiero amarte por siempre como la primera vez.

Tu amor eterno…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *