Una perfecta noche de verano

Amor mío,

Recuerdas nuestro primer encuentro durante lo que se puede definir como una perfecta noche y mágica también, en el mejor verano que recuerdo, donde todo parecía que era perfecto y que la posibilidad de que algo no fuese como quería no tenía posibilidad de existir.

Eso sí, debo de admitir que jamás pensé que en un parque iba a encontrar la respuesta a las principales preguntas de mi vida. Nunca imaginé que otra persona caminando como yo, era la dueña de mi corazón y que disponía de la llave en ese mismo momento. Menos aún que mi llave, con la que había intentado abrir las puertas al amor en el pasado, y que por alguna razón nunca se habían abierto de par en par, era la que había sido diseñada especialmente para abrir tu corazón.

Una perfecta noche, así fue. Totalmente única e irrepetible que cambió mi vida de una forma que jamás hubiese imaginado. Nada ha sido igual. Si bien hemos tenido nuestros momentos y situaciones que superar, nuestro amor es más fuerte que cualquiera de los problemas que se nos han presentado y sé también, de que juntos nada es imposible de conseguir.

Eres la otra parte de mi, la que me complementa y me hace una persona feliz. Intento todos los días de mi vida, poder lograr lo mismo en ti, porque tu felicidad equivale a la mía.

Ahora ya no puedo decir que se trate de una perfecta noche porque todas son así, desde que decidí que era el momento de irme a vivir contigo. De lo único que me arrepiento (un poco) es de no haber tomado esta misma decisión un tiempo atrás. Igualmente todo llega a su debido tiempo y como siempre me dices, lo importante es mirar hacia el futuro, el mañana, los dos juntos disfrutando de miles de noches perfectas, con la mejor de las compañías.

Te amo de noche y de día 🙂

Tu amor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *